martes, 8 de enero de 2013

Testimonios de la 2ª Guerra Mundial (32)


"Creíamos que este personaje, Hitler, no estaba en sus cabales y el espectáculo se estaba poniendo feo, y había que hacer algo al respecto. Éramos de Nueva Zelanda, parece increíble, a 20.000 kms de distancia, pero eso no cambia el hecho de que somos descendientes de ingleses y habíamos estado metidos en la Primera Guerra Mundial para luchar por la democracia. Creíamos que es el mejor estilo de vida, que la gente, todas las cosas, sean iguales, que puedan hacer lo que les plazca mientras no ofendan a nadie. Creíamos que era por eso por lo que luchábamos, para que nos dejaran en paz y no ser dominados como Hitler dominaba a la gente, y pensábamos que era una proposición que valía la pena."

Soldado de la 2ª División Neozelandesa, 8º Ejército Británico. Norte de África (1941-1943)

Fuente: "Un Mundo en Guerra: Historia Oral de la Segunda Guerra Mundial" de Richard Holmes

4 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Leer estas líneas me ha provocado priapismo.

Llorenç Carbonell dijo...

No sé si al Afrika Korps las antiguas ceremonias maoríes les daban mucho miedo, pero los neozelandeses les dieron una paliza en El Alamein.

charlie furilo dijo...

@Mr. Lombreeze: jajajajajaja!!! me lo temía...

@Llorenç: ¿No fue precisamente Rommel quien dijo que los neozelandeses eran unos de los mejores soldados a los que se había enfrentado durante su carrera militar?

Llorenç Carbonell dijo...

Desconozco si Rommel dijo eso, pero no me extrañaría, los neozelandeses estuvieron en Grecia, Creta, el Norte de África y la larga campaña de Italia (incluyendo el ataque a la Línea Gustav, la batalla de Cassino). Escenarios muy duros y complicados. Y a pesar de las derrotas, siempre salieron a delante. Personalmente no me gustaría enfrentarme a ello. Además que sus ancestrales rituales, a mí, sí me dan miedo.

http://librosenguerra.blogspot.com.es/