lunes, 22 de abril de 2013

Los Hermanos Borgstrom

En anteriores entradas os conté las trágicas historias de varios grupos de hermanos alistados en el bando aliado que murieron durante la contienda, como los hermanos estadounidenses Niland - los más famosos, ya que inspiraron el film de  Steven Spielberg "Salvar al Soldado Ryan" (1998) - y Sullivan (podéis saber la historia de ambos en este post), o los canadienses Westlake. Pues bien, la historia que procedo a relatar a continuación es bastante similar. Sus protagonistas son también norteamericanos: los hermanos Borgstrom, hijos de un matrimonio de inmigrantes suecos que llegaron al estado de Utah a principios del siglo XX, fijando su residencia en una población llamada Thatcher.


Alben y Gunda Borgstrom tuvieron diez hijos, de los cuales siete eran varones (aunque uno de ellos murió siendo niño, por una perforación del apéndice). Cuando los Estados Unidos entraron en la Segunda Guerra Mundial, los cinco hermanos Borgstrom que tenían edad para alistarse lo hicieron. Eran LeRoy Elmer (nacido en 1914), Clyde Eugene (1916), Boyd Carl (1921) y los gemelos Rulon Jay y Rolon Day (nacidos en 1925). Fueron destinados, como era de esperar, en distintos cuerpos y regimientos para evitar que murieran todos. Sólo que no sirvió de mucho: la mala suerte se cebó con esta familia y cuatro de los cinco hermanos murieron en un período de tiempo de 6 meses en el año 1944. 


El primero en caer fue Clyde (28 años). Enrolado en los Marines y destinado al Pacífico Sur, donde había participado en varias batallas por la captura de pequeñas islas de esa zona. El 15 de marzo de 1944 se encontraba en la isla de Guadalcanal (Islas Salomón) cuando falleció a consecuencia de un desafortunado accidente: despejando una pista de aterrizaje de un aeródromo, un árbol le cayó encima y le mató (aunque según otras fuentes, cayó en combate en dicha isla el 17 de marzo). El siguiente de los hermanos Borgstrom en morir fue LeRoy Elmer (30 años). Prestaba servicios como sanitario en el 361º Regimiento de Infantería (91ª División) y había participado en varias batallas en el Norte de África e Italia, donde finalmente falleció el 22 de junio de 1944, al ser alcanzado por un francotirador alemán cuando trataba de evacuar a un soldado herido. El 8 de agosto de 1944, uno de los gemelos, Rolon (19 años), alistado como artillero en un bombardero pesado de la  USAAF, falleció de las graves heridas sufridas durante una misión de bombardeo llevada a cabo sobre Francia y Alemania. Apenas unas semanas después, el 25 de agosto, el otro gemelo Rulon, también artillero de un bombardero, fue dado por desaparecido tras los combates aéreos librados sobre LaDress (Francia). Su muerte no se confirmó hasta el mes de octubre


La muerte de los cuatro hermanos Borgstrom fué un auténtico mazazo, no sólo para su familia, sino para toda su comunidad. Incluso, tras confirmarse la muerte de Rulon, el empleado de telégrafos de Thatcher no quiso entregar la notificación a la familia, la cuarta en menos de seis meses, para no volver a ver la misma expresión en la cara de la madre y tuvo que ser el obispo mormón de la zona (los Borgstrom eran practicantes de dicha fe) quien le diese la trágica noticia. Tras perder a cuatro hijos, toda la familia se movilizó inmediatamente, apoyada por sus vecinos, amigos y por los congresistas electos del estado de Utah para que el quinto de los hermanos, Boyd, miembro de los Marines igual que su hermano Clyde, fuese liberado del servicio y devuelto a casa. El propio presidente Franklin D. Roosevelt intervino en su favor y envió a los Borgstrom una carta de condolencia en la que decía que la pérdida de los cuatro hermanos "aumenta nuestra determinación de llevar esta guerra a un final rápido y exitoso". Finalmente, el 7 de octubre de 1944, Boyd era trasladado de vuelta a los EEUU y licenciado, mientras que el hermano menor, Elton, que todavía era menor de edad, quedaba exento del servicio militar.


Los cadáveres de los cuatro hermanos Borgstrom no pudieron ser repatriados hasta varios años después de terminada la guerra. Los cuatro fueron enterrados juntos el 25 de junio de 1948, tras una multitudinaria ceremonia, en el cementerio Riverview, en Tremonton (Utah), durante la cual se les concedieron póstumamente tres Estrellas de Bronce, una medalla de las Fuerzas Aéreas y otra de Buena Conducta. Un campo de entrenamiento en Ogden (Utah) lleva su nombre.


Casos como el de los Borgstrom, los Sullivan o los Niland llevaron al Departamento de Defensa de los EEUU a establecer la Directiva 1315.15 o "Norma Especial de Separación para la Supervivencia", conocida comúnmente como la "Norma del Único Superviviente" (Sole Survivor Policy): cuando dos o más hermanos caen en combate y sólo queda un hermano, a éste se le prohíbe ingresar en el ejército (o, si ya es miembro, se le licencia). Dicha política entró en vigor en 1948 y, aunque no siempre se ha aplicado, sigue vigente. Así, en 2007 Jason Hubbard fue licenciado después de que sus hermanos Jared y Nathan cayeran en Irak en 2004 y 2007, respectivamente. Y en 2011, Beau Wise fue retirado del servicio activo tras perder a sus dos hermanos, Ben y Jeremy, en Afganistán

Fuentes:

2 comentarios:

Francisco García Campa dijo...

hola soy Francisco el editor del blog bellumartis, me gustaría enlazar nuestros .

charlie furilo dijo...

Hola Francisco, me parece bien. Añado un enlace a tu página en mi blogroll. Saludos!!