jueves, 17 de noviembre de 2011

El Reno de Yevgeny Khaldei

Buscando en la red fotografías sobre la WW II para este blog, me topé por causalidad con la que encabeza este post. En ella se observa a un reno, impávido y casi desafiante, ante lo que se suponía era un bombardeo de la Luftwaffe en los alrededores de la ciudad rusa de Murmansk en 1942.

Así, a vuela pluma, la fotografía de marras me pareció, digámoslo así, demasiado bonita para ser verdad. O el fotógrafo había tenido una suerte loca para inmortalizar ese momento (y de ser así, ¿qué diablos pintaba ese reno en plena línea del frente y como es que estaba ahí, más tieso que un ajo, sin importarle un comino las bombas que explotaban a su alrededor?) o lo que, parecía más lógico, se trataba de un montaje como la copa de un pino. Me picó la curiosidad y decidí investigar un poco el asunto por la red de redes.

Todo empezó a aclararse y a tomar sentido en cuanto me enteré de que el autor de la instantánea era el ucraniano Yevgeny Khaldei. En la época en que se tomó la fotografía, Khaldei era un joven fotógrafo de la agencia TASS con un prometedor futuro, pero con el tiempo se convirtió en el reportero gráfico más famoso de la Unión Soviética, conocido sobre todo por haber sido el autor de la histórica fotografía de la bandera soviética ondeando sobre el Reichstag en Berlín el 2 de mayo de 1945, que podéis ver un poquito más bajo.

Supongo que lo sabréis, y si no os lo digo ahora mismo, que esa foto no es del todo real, sino que se trataba de una composición, o como Khaldei prefería decir, estaba retocada para "mejorar" la verdad (Para más información, pinchad aquí). Así que, todo indicaba que la foto del reno estaba también "retocada".

El propio Khaldei contó en su momento la historia de la fotografía del reno de esta manera: "Durante los bombardeos, un reno salió de la tundra. Quería estar con la gente. Le construyeron un cobertizo para vivir, y le dieron un nombre, Yasha. Cada vez que sonaba la alarma corría junto a los soldados (no quería estar solo). Durante uno de los ataques aéreos tomé esta foto. En 1944, cuando la batalla de Murmansk terminó, los soldados no sabían qué hacer con él. Lo cargaron en un camión y lo llevaron de nuevo a la tundra, pensando que se uniría a otros renos. Pero el animal no podía entender lo que estaba sucediendo. Corrió tras el camión, todo el tiempo que pudo".

Por tanto, según el reportero gráfico ucraniano, el cornudo animal fue fotografiado durante una incursión aérea de la aviación alemana. Sin embargo, según he podido leer, la explosión de la bomba en la colina es un añadido que se hizo a la original a partir de otra foto. Por otra parte, los aviones que se ven en la fotografía ni siquiera son aparatos germanos. Se trata en realidad de una formación de Hawker Hurricane británicos. El puerto de Murmansk era la principal vía de entrada de los convoyes del Ártico, mediante los que los aliados enviaban toneladas de suministros a la URSS, y por eso, los Hurricanes de la RAF estaban allí para dar escolta aérea a los mercantes aliados. Así que de ataque aéreo alemán, nada de nada. Y dudo mucho que los cazas ingleses se dedicaran a bombardear renos.

Curiosamente, la primera parte de la ofensiva alemana contra Murmansk (Operación Silver Fox) había recibido el nombre en código de Operación Renntier ("Reno" en alemán). ¿Casualidad? Mucho me temo que no. Todos sabemos que Stalin y sus secuaces del Partido Comunista Soviético no daban puntada sin hilo, por lo que no cabe sino concluir que la fotografía, mostrando a ese reno en aptitud desafiante ante el ataque de los aviones alemanes, era a todas luces un montaje, un elemento más del engranaje de la enorme y poderosa maquinaria propagandística soviética.

2 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

bueno, puede que lo de los montajes le quiten méritos como intrépido reportero gráfico, pero los méritos artísticos no se los quita nadie. Es un poco parecido a lo que hacía Félix Rodríguez de la Fuente, no?, lo de forzar las situaciones que se daban en la naturaleza pero en un ambiente controlodo.
Y una guerra creo que es un buen momento para controlar el ambiente en la medida de lo posible.

La foto del Reno no la conocía y me ha parecido acojonante, creo que la voy a emplear de cabecera invitada en mi blog un día de estos...

charlie furilo dijo...

Totalmente de acuerdo, Lombri, artísticamente la foto es una gozada. Interesante el paralelismo que haces con el trabajo de Felix Rodríguez de la Fuente (joder!! la de horas que pase embelesado delante del televisor viendo "El Hombre y la Tierra").

Saludos!!