lunes, 6 de febrero de 2012

Grover P. Parker, el aviador escapista

El Teniente Grover P. Parker, fue un piloto norteamericano que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial en el 7º Grupo de Reconocimiento Aéreo Fotográfico (7th Photographic Reconnaisance Groupde la USAAF, concretamente en el 27º Escuadrón (27th Photo Recon Squadron), primero, y en el 13º Escuadrón (13th Photo Recon Squadron), después, y que escribió su nombre en las páginas de la historia de dicho conflicto al ser derribado en 3 ocasiones sobre territorio enemigo, y ser capaz, no sólo de salir ileso del trance, sino de lograr escapar esas tres veces de las garras de las tropas alemanas hacia las líneas aliadas.


Supe de la historia de este afortunado, y a la vez irreductible, aviador a través del recomendable libro de Jesús Hernández, "Hechos Insólitos de la Segunda Guerra Mundial" (2005), y mi intención era tratar de ampliar un poco la información que detallaba en su relato el escritor español. Sin embargo, lo cierto es que salvo alguna pequeña mención no he podido localizar mayores referencias sobre el referido piloto en la red, ni tampoco he logrado encontrar ninguna fotografía suya - salvo esta de aquí arriba en la que aparece (última fila, la primera foto por la izquierda) con otros pilotos del 13th Photo Recon Squadron -, así que me limitaré a reproducir lo que nos contaba en su obra el bueno de Jesús, ampliándolo con algún que otro mínimo dato o detalle que creo pueda ser interesante. 

El 7th Photographic Reconnaisance Group se constituyó en febrero de 1943 y operó integrado en la 8ª Fuerza Aérea (8th Air Force) de la USAAF, desde el mes de julio de ese año, realizando misiones de reconocimiento tomando fotos de aeródromos, ciudades, instalaciones industriales y portuarios en Francia - en 1944 durante los preparativos del Día D y la posterior Batalla de Normandía -, los Países Bajos - durante la Operación Market-Garden (sept.1944) y la Batalla de las Ardenas (dic. 1944-ene. 1945) - y Alemania (durante los últimos meses de la guerra). Sus pilotos utilizaron en sus misiones los siguientes aviones de reconocimiento: L-5 Sentinel, P-51 Mustang, Spitfire (Photo Recon XI) y F-5 (una versión de reconocimiento del P-38 Lighting, que podéis ver en la foto de aquí abajo). 


Hecha la anterior introducción, paso a contaros la historia de Grover P. Parker. La primera vez que fue derribado, a primeros de septiembre de 1944, lo fue por un caza alemán en el Sudoeste de Francia. Tras verse obligado a lanzarse en paracaídas, una vez en suelo francés, Parker, logró evitar las patrullas alemanas y consiguió contactar con las tropas aliadas que avanzaban a paso firme por el interior del país galo hacia las fronteras alemanas. Apenas una semana después, el 19 de septiembre de 1944, el piloto norteamericano estaba de nuevo en el aire, realizando en esta ocasión una misión de reconocimiento fotográfico en Holanda para recopilar información útil para los lanzamientos aerotransportados de la Operación Market-Garden. Al parecer su F-5B (en la imagen) fue alcanzado por fuego antiaéreo y se vio obligado a efectuar un aterrizaje forzoso. Pese a estar dañado el tren de aterrizaje, logró posar su avión en una arenosa playa de Knocke (Holanda) consiguiendo salir sano y salvo del percance, pero no pudiendo evitar ser capturado por los alemanes. 


Fue enviado a un campo de prisioneros, del cual, poco tiempo después, aprovechando la pequeña confusión que se generaba con la llegada de nuevos internos,  logró evadirse trepando por la alambrada y escapando a campo abierto. Fue ayudado por una pareja de ancianos que lo ocultó en su casa durante unos 10 días, para después ponerle en contacto con la Resistencia Holandesa, que le llevó a una zona segura al norte de Geertruidenberg, para finalmente alcanzar las líneas británicas.

Finalmente, el 21 de febrero de 1945, formando parte esta vez del 13º Escuadrón (13th PRS) - anteriormente había pertenecido al 27º Escuadrón (27th PRS) - mientras efectuaba una misión de reconocimiento fotográfico sobre la zona de Peenemünde (noreste de Alemania) - el gran complejo militar y de investigación donde se desarrollaban los misiles V-2 - el F-5E que pilotaba fue derribado por un caza a reacción Messerschmitt Me-262 de la Luftwaffe . Tras saltar en paracaídas, se dirigió rápidamente hacia territorio polaco, donde logró contactar con las tropas del Ejército Rojo, que lo llevaron de vuelta a Gran Bretaña.

5 comentarios:

fiona dijo...

Eso es lo que se llama nacer con estrella. Luego a lo mejor cruzas la calle y te cae una maceta en la cabeza, lo que es la vida.

1besico!

miguelon dijo...

nacer con estrella y ademas muy estrellado jajaja....un tio con suerte pero yo ni de coña me montaba con el en un avion sabiendo de su historia que la suerte no se pega....

charlie furilo dijo...

FIONA, MIGUELON: En efecto, un tipo con suerte el tal Parker, más si cabe, teniendo en cuenta que los aviones F5 de reconocimiento fotográfico carecían de armamento!!! Vamos, que eran una diana volante!!

Desde luego, su historia corrobora el dicho ese de que no hay dos sin tres.

fiona dijo...

Pero desmiente el de "A la tercera va la vencida"! jajjajaj

Joder, encima sin poder defenderse, pues hay que tenerlos cuadrados.

1besico!

Blogger dijo...

QUANTUM BINARY SIGNALS

Professional trading signals sent to your mobile phone every day.

Follow our signals today and gain up to 270% daily.