viernes, 17 de febrero de 2012

Noticias sobre la 2ª Guerra Mundial (26)

Aquí llego, puntual como un clavo, a mi cita semanal con las noticias sobre la Segunda Guerra Mundial que han aparecido en los últimos días en la prensa mundial. Aquí las tienen Vds.:

--- Durante años, los grupos neonazis marcharon en el aniversario del Bombardeo de Dresde, llevado a cabo por la aviación aliada los días 13 y 14 de febrero de 1945, que arrasó por completo la barroca ciudad conocida como la "Florencia del Elba" y costó la vida a más de 20.000 personas En el 2011, la tensión con los contra-manifestantes desembocó en enfrentamientos. Pero este año, la ciudad parece haber aprendido de los errores del pasado.

La "Marcha Fúnebre" es cómo los neonazis llaman a lo que se ha convertido en su tradicional mítin anual conmemorando el aniversario del Bombardeo de Dresde. El año pasado, más de 6.000 manifestantes de extrema derecha marcharon en la ciudad. El tétrico espectáculo con antorchas y tambores desembocó en una violencia brutal cuando los neonazis se enfrentaron a los contra-manifestantes y la policía quedó atrapada entre ambos bandos. 


Este año, el día fue en gran medida pacífico. De acuerdo con la policía, alrededor de 1.600 extremistas de derecha asistieron a la marcha. Tres veces más policías, junto con varios miles de contra-manifestantes mantuvieron bajo control a los de extrema derecha. Parece que por fin, ha sido posible hacer una conmemoración pacífica de las víctimas de Dresde. "No toleramos el abuso de la memoria de este evento", dijo el alcalde Dirk Hilbert en la conmemoración oficial, celebrada en la tarde en uno de los cementerios de la ciudad, donde están enterradas los restos de las miles de víctimas de las bombas. Entre los asistentes estaban el Cónsul General de EE.UU. Mark Powell y representantes de la Embajada Británica (los dos países cuyos aviones bombardearon la ciudad). 

Quienes asistieron a la ceremonia llegaron de toda Alemania para recordar a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Ancianos que sobrevivieron al infierno de 1945 se encontraron al lado de los jóvenes. En medio de la multitud se encontraba "La chica de luto en un mar de lágrimas", una estatua esculpida por Malgorzata Chodakowska en el 2010. El trabajo fue financiado por la donación de una ciudadana de Dresde que sobrevivió al ataque cuando era una niña de 9 años. Desde la escultura, hay sólo unos pocos cientos de metros a otro monumento con una llama conmemorativa rodeada por 14 pilares, en los que están inscritos los nombres de ciudades destruidas durante la Segunda Guerra Mundial, así como masacres nazis y campos de concentración. Dresde y Varsovia se encuentran en la lista, así como Auschwitz, Theresienstadt y Lídice, todos los lugares del terror, la muerte y la guerra sin sentido.


Al mismo tiempo que la ceremonia en el cementerio, se estaba realizando una impresionante manifestación en el centro histórico de Dresde. Como en años anteriores, más de 10.000 personas se juntaron para formar una cadena humana en protesta contra la marcha neonazi. A las 6 p.m., todas las campanas de las iglesias de la ciudad comenzaron a sonar durante 10 minutos, y la gente se tomó de las manos para recordar. Miles de velas fueron encendidas delante de la Frauenkirche, la histórica Iglesia de la ciudad destruida durante la guerra y recién reconstruida en el 2005. Este año, hubo una sensación palpable de cómo los habitantes de esta ciudad están luchando con el pasado nazi y en busca de un futuro sin los neonazis. La llamada marcha fúnebre realizada por los extremistas ha dañado la imagen de la ciudad, pero los ciudadanos ya no están dispuestos a aceptarla. Con una celebración tranquila pero contundente, la ciudad parece haber encontrado su camino sin necesidad de los enfrentamientos del 2011. 

--- Un historiador australiano ha descubierto documentos secretos que revelan que tropas negras estadounidenses utilizaron ametralladoras para atacar a sus oficiales blancos en una base de EE.UU. que fue sitiada en el norte de Queensland en 1942. 

La información sobre el motín de Townsville nunca salió a la luz pública. Pero la historia comenzó a conocerse cuando Ray Holyoak de la Universidad James Cook comenzó a investigar por qué el Congresista de los EE.UU. Lyndon B. Johnson visitó Townsville durante tres días en 1942. Lo que descubrió fue la evidencia que detalla una de las mayores revueltas de militares de Estados Unidos "Durante 70 años, en Townsville, ha corrido el rumor que hubo un motín entre los soldados afro-americanos. Pero en el último año y medio he encontrado la evidencia con la documentación primaria que los hechos efectivamente se produjeron 1942", afirmó Holyoak.


Durante la Segunda Guerra Mundial, Townsville era una base que fue crucial para las campañas en el Pacífico, incluyendo la batalla del Mar de Coral. Alrededor de 600 soldados afro-americanos fueron llevados a la ciudad para ayudar a construir pistas de aterrizaje. En esa época, en Estados Unidos, los soldados negros no podían combatir en el frente, sólo podían hacer trabajos serviles en el ejército. Holyoak dice que estas tropas, del 96º Batallón del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, fueron estacionados en una base en las afueras occidentales de la ciudad, lugar conocido como Kelso

Este fue el sitio para un asedio a gran escala que duró ocho horas, provocado por insultos y violencias racistas. "Después de una serie de abusos por parte de dos oficiales estadounidenses blancos, surgieron varios cabecillas negros que decidieron ametrallar las tiendas de los oficiales blancos", dijo Holyoak, quien descubrió varios documentos secretos ocultos en los archivos de la Brigada de Policía de Queensland y Townsville detallando lo que sucedió esa noche. Según lo encontrado, los soldados negros tomaron las ametralladoras y armas antiaéreas y dispararon contra las tiendas de campaña donde los oficiales blancos estaban bebiendo. Fueron disparadas más de 700 rondas de ametralladora. Al menos una persona murió, quedaron decenas de heridos graves, y las tropas australianas fueron llamadas para bloquear los caminos por donde podían escapar los amotinados.


Holyoak también descubrió un informe escrito por Robert Sherrod, un periodista estadounidense, que fue integrado a las tropas de EE.UU. Nunca trascendió a la prensa, pero el informe fue entregado a Lyndon B. Johnson en un hotel de Townsville y, finalmente, archivado en los Archivos Nacionales y Registros de Documentos. "Creo que en ese momento, el hecho fue sin duda suprimido. Tanto el gobierno australiano como el de EE.UU. no quisieron que se conocieran los detalles de los hechos. Las políticas raciales de la época realmente excluían a la gente de color", señaló Holyoak

Tanto el Departamento de Defensa de Australia como el Museo de la Memoria Australiana de la Guerra dicen que podría tomar meses investigar el incidente, y añaden que no tienen datos de fácil acceso para su presentación al público. Sin embargo, la historiadora de Townsville, Dra. Dorothy Gibson-Wilde, dice que los documentos encontrados validan los rumores que datan de hace 70 años. "Cada vez que se mencionaba, la gente solía decir, ‘Oh, ya sabes, no es que no sea verdad. Pero, nadie oyó hablar de eso’, y de hecho debe haber sido mantenido al margen del resto de la ciudad", asegurró.  Por su parte Holyoak pasará los próximos dos años investigando las penas impuestas a los oficiales y los amotinados involucrados, y por qué la información se ha mantenido en secreto durante tanto tiempo. 

--- Un tribunal de apelación de París ha condenado al ex dirigente del partido ultraderechista francés Frente Nacional (FN), Jean-Marie Le Pen,  a 3 meses de cárcel y 10.000 € de multa por minimizar la ocupación nazi de Francia.


La sentencia confirma la condena que pronunció el Tribunal Correccional de París en 2008 en relación con las declaraciones de Le Pen en una entrevista en 2005. Entonces, el todavía líder del FN —cuyo relevo ha tomado su hija Marine— aseguró a una revista de extrema derecha que "en Francia, la ocupación alemana no fue particularmente inhumana, pese a que hubo algunos atropellos, inevitables en un país de 550.000 kilómetros cuadrados". Le Pen afirmó en la misma entrevista que la Gestapo tuvo algún papel positivo, como cuando, según su relato, detuvo la matanza del pueblo de Villeneuve d'Ascq, perpetrada en la noche del 1 de abril de 1944 por un oficial germano, furioso porque uno de sus escuadrones había sufrido un atentado. La justicia dictó entonces, y ratificó ahora, una condena por "contestación de crímenes contra la humanidad y apología de crímenes de guerra". Ni el político de ultraderecha ni su abogado estuvieron presentes cuando el Tribunal de Apelación pronunció la sentencia.

No es la primera vez que Le Pen es condenado por sus polémicas declaraciones. En 2005 le impusieron una multa de 10.000 € por unas palabras contra los inmigrantes y en 1998 una pena similar por defender la desigualdad de razas. En 1997 le condenaron por decir que las cámaras de gas fueron "un detalle de la historia", mientras que 8 años antes había sido sancionado por negar la existencia de este instrumento de exterminio nazi.