viernes, 24 de mayo de 2013

¿Guerra Biológica en Italia?


El 22 de enero de 1944, los aliados desembarcaron en las costas italianas de Anzio y Nettuno, a unos 50 kilómetros al sur de Roma. La denominada Operación Shingle, lanzada a unos 100 kms. detrás de las líneas alemanas, tenía como propósito unirse con las tropas del V Ejército Estadounidense del general Mark W. Clark, que una semana antes había lanzado una ofensiva contra la Línea Gustav, en el área de Montecassino, para juntos marchar sobre la capital italiana. 


El ataque pilló desprevenidos a los alemanes, pero fue un fracaso, pues las tropas de Clark no consiguieron su objetivo de quebrar la férrea línea defensiva alemana, y por el contrario, las fuerzas desembarcadas en Anzio y Nettuno, que actuaron con demasiada cautela y no avanzaron rápidamente para tomar las posiciones elevadasquedaron finalmente cercadas por los refuerzos enviados a la zona por los alemanes, no pudiendo romper el cerco hasta el mes de mayo, tras la victoria aliada en Montecassino.


Aunque los alemanes no habían preparado las defensas militares convencionales, si que habían llevado a cabo deliberadamente actos de sabotaje medioambiental en la zona. En los años 30, gastando muchísimo dinero, Mussolini había drenado las Lagunas Pontinas - una zona de marismas y pantanos en la región del Lazio, al sureste de Roma, en uno de cuyos extremos estaban las cabezas de playa del desembarco aliado - para instalar en la zona a unos 100.000 veteranos de la Primera Guerra Mundial en calidad de colonos. Desecadas las marismas y eliminada la vegetación, los mosquitos, una verdadera plaga en la región, fueron prácticamente eliminados.


Según afirma el historiador Antony Beevor en su imprescindible último libro, "La Segunda Guerra Mundial", tras la rendición de Italia a los aliados, el 3 de septiembre de 1943, dos científicos de Hitler planearon la venganza contra su antiguo aliado. Interrumpieron el funcionamiento de las bombas de agua que drenaban la zona y destruyeron las compuertas de los diques, inundando de nuevo buena parte de la región. A continuación, introdujeron en la zona el mosquito anopheles portador de la malaria, capaz de sobrevivir en aguas salobres. Las autoridades alemanas también confiscaron las reservas de quinina, para que la enfermedad no pudiera tratarse y se difundiera rápidamente.


Los habitantes de la región no solo perdieron sus casas y tierras a raíz de la inundación, sino que, al año siguiente, más de 55.000 de ellos contraerían la malaria. La enfermedad no se erradicaría de la zona hasta 1950, gracias al uso masivo del insecticida DDT. Para el escritor británico fue un caso palmario de guerra biológica.

5 comentarios:

Llorenç Carbonell dijo...

Ciertamente tiene toda la pinta de ser guerra bacteriológica.
Aunque durante la guerra fue bastante normal utilizar las inundaciones como arma: los alemanes en Normandía y los británicos rompiendo presas en el Ruhr.

Un saludo,

http://librosenguerra.blogspot.com.es/

charlie furilo dijo...

En efecto, Llorenç, muchos paracaidistas se ahogaron, arrastrados al fondo por el peso de su equipo, en las zonas de Normandía que los alemanes habían inundado previamente, para dificultar el avance de las tropas terrestres.

En cuanto a la Operación Chastise, de los famosos Dambusters, por aquí la conté en profundidad:

http://blitzkrieg2gm.blogspot.com.es/2012/04/la-incursion-de-los-dambusters.html

Saludos!!

Iakob dijo...

Qué curioso, porque la malaria ya había sido utilizada como arma en Italia mucho tiempo antes: en el año 402, ante una inminente invasión bárbara, el emperador de Occidente Honorio trasladó la capital desde Mediolanum (Milán) a Ravenna, una ciudad de mucha menor importancia, pero que estaba rodeada de pantanos infestados de mosquitos, que hacían inviable un asedio. No creo que los nazis se inspiraran en ello, pero si es una muestra de que pocas cosas nuevas quedan por inventar en asuntos bélicos.

Llorenç Carbonell dijo...

Esto demuestra que en la guerra, no hay nada nuevo y todo ya ha sido probado con anterioridad.

Muy interesante la lección de historia.

http://librosenguerra.blogspot.com.es/

charlie furilo dijo...

Iakob: No tenía ni idea. Gracias por este interesantísimo aporte. Como bien dice el amigo Llorenç esta visto que en el arte de la guerra, más o menos está todo inventado desde hace tiempo...

Saludos!!