jueves, 28 de julio de 2011

Noticias sobre la 2ª Guerra Mundial (9)

Vamos con una nueva tanda de noticias - nada menos que cuatro - sobre la WW II:

--- Los restos de un bombardero alemán Heinkel He 111, derribado en 1940 durante la Batalla de Inglaterra sobre Somerset, han sido descubiertos a dos metros de profundidad en un jardín de Puriton al sudoeste de Gran Bretaña.

El hallazgo ha sido posible gracias a relatos del accidente y a fotografías originales de la época.“No ocurre todos los días que alguien llama a la puerta y dice que hay un bombardero alemán en tu jardín trasero” dijo Alan Jennings, dueño del jardín donde se han localizado los restos del bombardero. “Hemos quitado la superficie y encontrado tiras de metal con palabras en alemán en ellas (…) Creo que será fascinante”. Jennings se ofreció voluntario para la recuperación de las piezas enterradas y dijo que tras los trabajos arqueológicos su jardín volvería a su aspecto original.

El arqueólogo Gareth Jones ha afirmado que se sabía que un bombardero se había estrellado en la zona. Durante la guerra el cuerpo principal de la aeronave fue recuperada por la RAF pero la explosión del aparato hizo que algunas partes se diseminaran y acabaran enterradas a poca profundidad. Los expertos que ahora las han desenterrado esperan poder mostrarlas dentro de poco en un museo que ofrezca una nueva visión de la Batalla de Inglaterra: “Durante años todos los vecinos habían dicho que habían quedado enterradas bajo el bungalow cuando se construyó en 1955. Pero teníamos fotografías aéreas del emplazamiento y supimos que la casa no podía haber sido el lugar del Heinkel”.

El bombardero alemán formaba parte de un raid sobre los muelles de Cardiff y fue derribado por un escuadrón de Spitfires que habían salido del aeródromo de Pembrey, Gales.“Interceptaron el raid y se cargaron a dos de los Heinkels. Éste se estrelló en Puriton y el otro hizo un aterrizaje de emergencia en Mendip Hills” relató Jones. “Éste tenía una tripulación de cinco y cuando fueron interceptados la tripulación dejó caer todas sus bombas sobre Somerset y luego saltaron”.

El 14 de Agosto de 1940, el día que se estrelló el bombardero, era también el 16º cumpleaños de Len Carp: “Estaba en el jardín de atrás porque había escuchado disparos de ametralladora y mirando hacia arriba podía ver que era un alemán y a un Spitfire tras él. Se dirigió directo hacia ésta zona del pueblo y en realidad lo ví caer. Fuimos a echar un vistazo pero por supuesto allí había policía y no nos dejaron acercarnos, mantenían a todo el mundo atrás porque podías oír las balas explotando por el calor.” Vera Frost estaba jugando con un amigo cuando el bombardero alemán volaba tan bajo dijo “que golpeó a la chimenea de alguien (…) Descendió muy lentamente y podías ver que allí no había ningún piloto y estalló en una gran explosión. Fue aterrador”.

--- Los restos del ayudante de Hitler, Rudolf Hess, fueron exhumados y su tumba destruida para impedir que ésta continuara congregando cientos de neonazis cada año durante el aniversario de su muerte y visitas de turistas simpatizantes con el movimiento nazi.

La operación se realizó en una ceremonia “no abierta al público”, según el ayudante del alcalde de Wunsiedel, población al sur de Alemania donde el famoso nazi fue enterrado en 1987 siguiendo las instrucciones de su testamento y donde también están enterrados sus padres. La gran tumba que le recordaba, y que llevaba grabada la frase “Ich habs gewagt” (me atrevo) será totalmente destruida y los restos de Hess incinerados y esparcidos en un lago que permanecerá secreto.

Rudolf Hess fue uno de los más antiguos compañeros y amigos de Hitler. Estuvo con él durante el Putsch de Munich de 1923 y en prisión le ayudó a escribir “Mein Kampf”. Sin embargo en 1941 emprendió un vuelo en solitario hacia Escocia para negociar la paz con los aliados a espaldas del Führer. Hess cayó en paracaídas cerca de Glasgow y fue inmediatamente arrestado pero ningun líder se interesó por sus fantasiosas ofertas de paz. Pasó el resto de la guerra en prisión mientras en Alemania todos renegaban de él, incluído su viejo amigo. Al acabar la guerra fue juzgado en Nuremberg junto con el resto de jerifaltes nazis y sentenciado a cadena perpetua. El 17 de Agosto de 1987 se ahorcó en la prisión de Spandau (Alemania) a los 93 años.

Desde su entierro la tumba se había convertido en lugar de peregrinación para neonazis, curiosos y simpatizantes del nacionalsocialismo. Pero éste año finalizaba su alquiler y la iglesia Luterana aprovechó para comunicarle a sus descendientes, quienes estaban dispuestos a renovar el alquiler durante otros 20 años, que querían eliminarla del cementerio. Tras las primeras objecciones de la familia las autoridades de Wunsiedel les escribieron varias cartas en las que les explicaban que su tumba se había convertido en un símbolo nazi y los diversos problemas cívicos y políticos que conllevaba tenerla en el cementerio. Hasta que se prohibió por ley en el 2005, una marcha neonazi recorría las calles de la ciudad hasta la tumba de Hess en el aniversario de su muerte.

La nieta de Hess viajó hasta la pequeña ciudad bávara, habló con el Consejo y accedió a la exhumación de los restos de su abuelo y a la destrucción de su tumba.“Dijo que no quería hacer nada más con él” explicó Peter Seisser, miembro del Consejo eclesiástico. “Estamos muy aliviados”. Charlotte Knobloch, líder de la Comunidad Judía de Munich y de la Alta Baviera se alegró de la noticia: “Durante décadas éste pueblo y sus habitantes han sido aterrorizados por miembros de la extrema derecha de todo el mundo.” Sin embargo Monika Lazar, experta en la extrema derecha para el Partido Verde, dijo que dudaba de que Wunsiedel hubiera visto al último visitante neonazi: “Ya se están discutiendo estrategias para futuras marchas” añadió.“A la familia de Hess le gustaría que la dejaran en paz” declaró el diácono luterano de Wunsiedel, Hans-Juergen Buchta. “Y en la congregación hemos dicho que nos gustaría que Rudolf Hess descansara en paz.”

---Los restos del submarino alemán U-513, hundido por un avión estadounidense en aguas territoriales de Brasil durante la Segunda Guerra Mundial, han sido encontrados a 75 metros de profundidad en el Océano Atlántico cerca de las playas de San Francisco do Sul, municipio del sureño estado de Santa Catarina.

Por ahora sólo podemos confirmar que el submarino fue encontrado en la noche del Jueves. Fue lo que nos informó en comunicación por satélite desde alta mar Vilfredo Schurmann, que comanda la operación”, declaró el oceanógrafo Rafael Medeiros, investigador de la Universidad do Vale do Itajaí (Univali). El submarino fue descubierto por un equipo de investigadores y arqueólogos submarinos de la Univali y del Instituto Kat Schurmann tras una intensa búsqueda que ya llevaba dos años y cuyo trabajo está siendo filmado para un nuevo documental que se llamará “El Lobo Solitario”.

El sumergible fue hundido el 19 de Julio de 1943 por un avión Martin PBM de la Marina de Estados Unidos en un bombardeo que dejó 46 tripulantes muertos y siete heridos, incluido su comandante, Friedrich Guggenberger, un héroe de guerra condecorado con la cruz de caballero por Adolf Hitler. Hasta su destrucción el U-513 había hundido 6 navíos sumando un total de 29.940 toneladas, entre ellos el S.S. Tutoia, un carguero de 1.125 toneladas de propiedad de la Compañía de Navegación Lloyd Brasileño frente al litoral del estado de Sao Paulo. Los siete alemanes que sobrevivieron gracias a los botes salvavidas lanzados por aviones estadounidenses fueron rescatados un día después por el navío Tender USS Barnegat de la Marina de Estados Unidos.

Las búsquedas de los restos del submarino fueron realizadas con el velero Aysso por integrantes de la familia Schurmann, famosa en Brasil por sus viajes alrededor del mundo en veleros. Las exploraciones finales que permitieron encontrarlo se iniciaron el pasado sábado después de que las prospecciones oceanográficas realizadas por especialistas de la Univali confirmaran la posible ubicación del submarino.

Durante la Segunda Guerra Mundial once submarinos alemanes fueron hundidos en aguas brasileñas. Brasil se alió con Estados Unidos durante la guerra principalmente por los ataques de submarinos alemanes a navíos mercantes y pescadores del país en aguas territoriales brasileñas. Sus aguas aún siguen guardando secretos de la Segunda Guerra Mundial que tarde o temprano saldrán a la superficie."Varios grupos de arqueología submarina desarrollan trabajos de investigación documental para intentar hallarlos, pero el U513 es el primero en ser encontrado”, aseguró la Univali.

---La casa de subastas norteamericana Alexander Autographs, especializada en autógrafos y manuscritos históricos, ha desvelado que entre los lotes militares que se subastarán el próximo 21 de julio se encuentran varios diarios inéditos del infame doctor de las SS Josef Mengele, médico en el campo de concentración de Auschwitz. Se espera que los diarios alcancen un precio de venta de entre 300.000 y 400.000 dólares.

Los diarios, escritos “en tinta de forma legible”, fueron escritos durante su fuga a Sudamérica al finalizar la guerra e incluyen poemas, dibujos, planos, recuerdos de la guerra, sus visicitudes al escapar de los aliados y comentarios y pensamientos sobre temas varios. En uno de los diarios Mengele expresa que la promiscuidad sexual ha llevado “a una espantosa mezcla de razas con los europeos del Norte… Cuando empiezas a mezclar razas, hay un declive en la civilización”.

Establecido en Auschwitz en 1943, Mengele fue uno de los doctores encargados de supervisar las selecciones de quién debía morir o acabar en el campo para ser usado como mano de obra esclava. Sus terribles experimentos médicos con internos y especialmente con gemelos le granjearon el apodo de “Ángel de la Muerte”, llevando a cabo experimentos mortales únicamente para satisfacer sus ánsias por conocer y modificar el funcionamiento del cuerpo humano. Tras la guerra Mengele logró escapar del cerco de los aliados y huyó a Paraguay, Argentina y Brasil donde murió libre en 1979.

“Éste archivo, la mayoría del cual nunca ha sido publicado e incluso visto, ofrece una exhaustiva visión de la mente más cruel del siglo XX (…) Son intensos escritos personales de un hombre desesperado escritos no sólo un día sino durante quince años mientras escapaba de sus perseguidores. Ilustran a un asesino despiadado, enfadado, narcisista, vanidoso y pseudo-intelectual buscando dejar su huella en el mundo.”