viernes, 8 de junio de 2012

Noruega: Colaboracionismo y Resistencia

La ocupación de Europa Occidental por la Wehrmacht dio lugar a la aparición de movimientos de Resistencia en todos los países afectados, y también de movimientos colaboracionistas, directamente opuestos a los de resistencia. La guerra contra Alemania se convirtió en una guerra civil, más o menos violenta, según los casos, dentro de cada país. Durante la década de 1930, y especialmente entre los años 1933 y 1939, Europa había estado dividida entre dos bloques políticos, el del antifascismo y el del anticomunismo. Estas dos grandes posturas políticas evolucionaron a lo largo de la década de 1940 hasta convertirse en movimientos de resistencia y de colaboracionismo, respectivamente.


En el caso de Noruega, durante mucho tiempo se creyó que la colaboración comenzó antes de la invasión alemana - ocurrida el 9 de abril de 1940 (Operación Weserübung) - y posterior ocupación del país nórdico, y que el partido fascista del comandante Vidkun Quisling, la Nasjonal Samlig (Unión Nacional, NS), actuó como una especie de "quinta columna" durante la invasión. En realidad, ahora parece que la NS no intervino así, sin embargo, Quisling - término que se ha convertido en algunos idiomas europeos como el inglés, noruego, sueco, griego, croata y serbio, en sinónimo de un traidor pagado - se proclamó "Jefe de Gobierno" y ordenó a las Fuerzas Armadas Noruegas el alto el fuego, para la sorpresa de los alemanes y de sus propios seguidores.


Alemania había planeado que - siguiendo el modelo danés - el sistema político independiente noruego debía mantenerse y que el rey debía permanecer en el país, para dar un aire de legitimidad a una ocupación realizada únicamente para evitar un desembarco de los Aliados. Este escenario se esfumó con la inesperada declaración de toma de poder de Quisling (en la imagen superior) el mismo día de la invasión alemana y la consiguiente huida del rey Haakon VII a Inglaterra el 7 de junio de 1940. Pronto quedó claro que el único grupo en el cual los alemanes podían confiar era la NS de Quisling, un partido que nunca había atraído más del 2% de los votos antes de la guerra y que no había tenido ni a un miembro en el Parlamento. Sin embargo, durante los dos primeros años de ocupación, los miembros de la Nasjonal Samlig crecieron hasta alcanzar los 45.000. En febrero de 1942, Alemania convirtió a Quisling en "Ministro-Presidente" de Noruega, algo excepcional entre los líderes colaboracionistas europeos. Quisling se veía a si mismo como líder de un país aliado de Alemania, pero en realidad el poder era detentado por el Reichkommisar alemán, Josef Terboven. Quisling, un teórico brillante, como político fue un total fracaso, y nunca consiguió el apoyo de un número significativo de noruegos.


La NS tuvo una serie de organizaciones políticas, algunas uniformadas: el cuerpo de líderes políticos, organizaciones de mujeres y jóvenes, etc. Y bajo el gobierno de Quisling, varias organizaciones del Estado fueron atraídas a una relación de cercanía con la NS: el paramilitar Servicio del Trabajo y las reorganizadas fuerzas de Policía, entre otros. Otro cuerpo, la milicia de la NS, se hacía llamar Hird, un término sacado de la historia vikinga. Constituido por primera vez en 1933, fue dotado de nuevos uniformes y reorganizado después de la ocupación, y en marzo de 1941 recibió poderes policiales. El Hird estaba dividido en 7 regimientos y contaba además con secciones aérea y naval: Hirdmarinen y Hirden Flykorpset, ambas organizadas durante la guerra y fuentes de voluntarios para la Kriegsmarine y la Luftwaffe, respectivamente. Existía también una élite, la Forergarden, la sección de guardia personal de Quisling. En marzo de 1942, se creó un batallón armado y acuartelado, posteriormente llamado Hirdens Bedriftsvern; esta unidad adoptó uniformes grises y otros elementos de uniformidad alemanes. Dado que la resistencia de Noruega nunca fue muy activa, el Hird no necesitó grandes unidades armadas.


También se creó una sección noruega de la Allgemeine-SS alemana, inicialmente conocida como Norges-SS, y luego como Germanske-SS Norge. En teoría era una rama del Hird, pero en realidad, las SS Noruegas eran virtualmente autónomas y tenían lazos directos con los alemanes. Nunca contó con más de 1.300 hombres, organizados en un batallón y varias compañías. Después de un período de transición, usaron uniformes casi idénticos a los de la Allgemeine-SS alemana. El emblema de la NS, un águila con una cruz de San Olaf, se utilizaba en lugar de las insignias alemanas, y se llevaba siempre la gorra de montaña en lugar del Schirmmütze alemán. En la práctica, las SS Noruegas tuvieron poca importancia, ya que la mayoría de sus miembros servían en las Waffen-SS o en la Policía Noruega. No obstante, cuando empezó la Operación Barbarroja, Quisling consiguió formar una tropa de nazis noruegos para colaborar con Alemania en las operaciones militares en la Unión Soviética. La mayor parte de los voluntarios nazis noruegos se enrolaron en la 11ª División de Granaderos SS "Nordland" y combatieron en el Frente del Este. Quisling también reorganizó y cambió la uniformidad de la Policía. Según el modelo alemán, fueron creadas la Ordenspoliti y Sikkerhetspoliti. El 14 de agosto de 1943, el Hird, las SS Noruegas y la Policía creada por Quisling fueron integradas en las Fuerzas Armadas Noruegas.


Conforme pasaba el tiempo, la resistencia contra las fuerzas de ocupación alemanas se hizo más fuerte, debido a varios factores. Desde lo que se presentó inicialmente como una ocupación militar preventiva, los nazis fueron cambiando hacia un intento de imponer su ideología. Sucesivas iniciativas lanzadas por Quisling provocaron la oposición de importantes segmentos de la población. El claro apoyo del rey Haakon VII a la Resistencia Noruega fue decisivo. En términos prácticos, la Resistencia se benefició de las comunicaciones relativamente fáciles con Inglaterra, la cual podía ser alcanzada por marineros intrépidos que usaban pequeños barcos desde las miles de bahías y fiordos imposibles de vigilar durante la noche y con mal tiempo. La muy larga frontera con la neutral Suecia era también útil, puesto que los suecos acogían y protegían a los resistentes. Los barcos de pesca que realizaban viajes regulares hasta Inglaterra - conocidos como "el autobús de Shetland" (Shetland Bus) - ayudaron a llevar a Noruega armas suficientes para equipar a unos 35.000 hombres. El gobierno noruego en el exilio pudo organizar el entrenamiento militar en Suecia para unos 15.000 hombres encuadrados en una llamada "fuerza de Policía". A pesar de eso, la Resistencia Noruega no fue particularmente activa.


Los primeros resistentes constituyeron en 1941 la Milorg (Militær Organisasjon), dirigida principalmente por ex-oficiales del Ejército; apoyados casi desde el primer momento por el SOE (Special Operations Executive) británico, en un principio no fue reconocida por el gobierno noruego en el exilio. Sin embargo, rápidamente, los desacuerdos sobre los métodos a usar acabaron con la ruptura con el SOE. La Milorg estaba decidida a crear un ejército secreto, listo para atacar en el momento oportuno, es decir, cuando las fuerzas aliadas desembarcaran para liberar Noruega. El gobierno en el exilio, que incluía a los socialistas, sospechaba de la orientación política de los líderes de la Milorg, y el SOE sólo estaba interesado en la realización de constantes actos de sabotaje. Por esta razón, la Resistencia Noruega estuvo atrapada en algo así como un callejón sin salida. Hasta prácticamente el final de la guerra, las acciones más violentas contra los alemanes fueron resultado de acciones del SOE y del grupo comunista Norge Fritt. La principal contribución de la Milorg a la guerra fue la de mantener grandes fuerzas alemanas en Noruega. Los saboteadores del SOE, más activos, consiguieron grandes éxitos, entre los cuales el más importante fue sin duda la destrucción de la planta de "agua pesada" Norsk Hydro en Vemork, necesaria para la investigación alemana sobre la bomba atómica, que inspiró el film de Anthony Mann, "Los Héroes de Telemark" (1965).


La Milorg fue finalmente reconocida por el gobierno en el exilio, y las diferencias con el SOE se arreglaron. Hacia el final de la guerra, tenían unos 40.000 hombres. La organización civil independiente Sivorg, resistió con gran éxito contra la política de imposición de la ideología nazi dirigida por Quisling y Terboven. Contrariamente a los movimientos en otros países, la Resistencia Noruega no tuvo una política de eliminación de lideres de los grupos colaboracionistas (con muy pocas excepciones, tales como la de Karl Marthinsen, jefe de la Policía y líder supremo del Hird, que fue asesinado a tiros en su coche el 8 de febrero de 1945).


Con la rendición de la Alemania nazi, la Milorg realizó un levantamiento armado por el todo el país, antes de la llegada de las fuerzas de liberación británicas. La Wehrmacht no opuso resistencia. Luego llegó la fase de "depuración", y como cabía esperar de Noruega, la persecución de los colaboracionistas fue firme pero no cruel. Se abrieron expedientes policiales a unos 90.000 noruegos sospechosos de haber colaborado, un número que se tiene que ponderar sobre un total de población noruega de 3 millones de habitantes. Quisling, junto con otros líderes del Nasjonal Samling, fue condenado por alta traición y ejecutado en octubre de 1945. Fue acusado por sus acciones durante la guerra como el golpe de estado en abril de 1940, la revocación de la orden de movilización, sus muchos estímulos a los noruegos a servir voluntariamente en la Wehrmacht y las Waffen-SS, su colaboración en la deportación de los judíos noruegos y su responsabilidad en la ejecución de miembros de la resistencia.


Fuente:
Osprey: Soldados de la II Guerra Mundial: "La Resistencia en Europa Occidental" de Carlos Caballero Jurado
http://es.wikipedia.org/wiki/Ocupaci%C3%B3n_de_Noruega_por_la_Alemania_Nazi
http://es.wikipedia.org/wiki/Vidkun_Quisling