miércoles, 19 de septiembre de 2012

El Primer Disparo de la II Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial comenzó el 1 de septiembre de 1939 cuando la Alemania nazi atacó Polonia, pero ¿cuando, dónde y quién realizó el primer disparo que dio origen al conflicto? Existen, al parecer, varias versiones al respecto.

--- La primera de ellas, afirma que el ataque se inició desde una de las ventanas (concretamente la que se ve en la imagen superior) del faro del Puerto Nuevo de la ciudad polaca de Danzig - la actual Gdansk (sí, en efecto, se trata de la ciudad que fue sede de la Eurocopa 2012 y en la que la selección española de fútbol jugó sus primeros encuentros) - a orillas del Mar Báltico, donde los alemanes habían emplazado una ametralladora.


Situado en la orilla izquierda de la desembocadura del río Vístula, entonces territorio germano, el faro, que data de 1871, fue el lugar escogido para comenzar las hostilidades contra las fuerzas polacas, que tenían un destacamento en la otra orilla, atrincherado en las fortificaciones construidas en la península de Westerplatte, justo donde ahora se levanta un monumento a la resistencia nacional. A las 4:43 horas del 1 de septiembre de 1939, la citada ametralladora abrió fuego contra las posiciones polacas, y fue seguido, minutos más tarde, por las descargas de los cañones del acorazado alemán SMS Schleswig-Holstein. Los soldados polacos respondieron con el único cañón de campaña con el que contaban, de 75 mm, que causó daños todavía visibles en la torre.


--- Otra versión, parece que la más extendida, atribuye al acorazado Schleswig-Holstein (en la imagen superior) el primer disparo de la contienda. El viejo acorazado fue de los pocos buques de guerra que se le permitió conservar a Alemania tras su derrota en la Primera Guerra Mundial, pero a cambio tuvo que modificar sus funciones y tras ser reformado se convirtió en un buque-escuela de cadetes marinos. En agosto de 1939 el Schleswig-Holstein había entrado de nuevo en servicio para que sirviera como fuego de cobertura ante una “hipotética” invasión alemana de Polonia. El 1 de septiembre de 1939 el acorazado había tomado posiciones en el puerto de Danzig, encontrándose anclado frente al fortín de Westerplatte, tras haber participado en una visita ceremonial para honrar el aniversario del hundimiento del crucero alemán SMS Magdeburg en el Golfo de Finlandia el 26 de agosto de 1914. 


A las 4:47 horas (o 4:45 según otras fuentes) del 1 de septiembre de 1939 el capitán del Schleswig-Holstein, Gustav Kleikamp, ordenó a sus artilleros abrir fuego por sorpresa y las dos torretas con cuatro cañones de 280 mm. del acorazado dispararon sobre las fortificaciones polacas.  El pequeño fortín polaco estaba formado por varios bunkers y casamatas guardadas por 182 soldados y 27 trabajadores civiles. Estaba preparado para resistir hasta 12 horas de asedio continuado, en espera de posibles refuerzos. Los soldados atrincherados en el Westerplatte resistieron durante una semana los ataques por tierra, mar y aire del ejército alemán. A las 10:15 del 7 de septiembre, sin apenas munición, sin provisiones y sin atención médica, el comandante de las fuerzas polacas, el mayor Henryk Sucharski, rindió el fuerte al ejército alemán. De los 209 hombres que poblaban el Westerplatte unos 20 perdieron la vida.


--- Otros, en cambio, afirman que a las 4:45 horas (o 4:34 según algunas fuentes) de la madrugada del 1 de septiembre de 1939 tres bombarderos en picado Junkers Ju 87 "Stuka", lanzaron sus bombas sobre posiciones polacas, iniciando así las hostilidades. Liderados por el teniente Bruno Dilley, habían despegado de su base a las 4:26 horas y sobrevolaron el área del río Vístula en dirección a su objetivo: los puentes de Dirschau (la actual ciudad polaca de Tczew). Sin embargo, su misión no consistía en destruir dichos puentes sobre el Vístula. El emplazamiento de los puentes era el punto más vulnerable a lo largo de los 100 km. de vía férrea que cruza el pasillo polaco uniendo el Reich propiamente dicho y Prusia Oriental, su aislada provincia al Este. Hacía tiempo ya que los polacos habían preparado su demolición en caso de guerra, y el objetivo de Dilley y sus hombres era el cable tendido siguiendo el terraplén desde la cercana estación de Dirschau hasta los propios puentes. Su misión consistía en cortar dicho cable, evitando así, la voladura de los puentes, antes de la llegada de un tren blindado que transportaba las primeras tropas alemanas de infantería.


Volando a tan sólo 10 metros del suelo, sobre la llanura cubierta de niebla del Vístula, los "Stukas" hicieron blancos directos sobre el cable y sobre las casetas que protegían los puntos de detonación, lo que se convertiría en la primera incursión aérea de la II GM . Pero su esfuerzo fue en vano. El tren blindado estuvo retenido el tiempo suficiente para que los polacos, empalmasen el cable de nuevo y demolieran los puentes a las 06:30 horas, justo antes de que las tropas alemanas llegasen hasta él.

En fin, esto es lo que he encontrado sobre el tema investigando por la red. Que cada uno elija la que más le guste (o por supuesto, ponga sobre la mesa, otra versión del asunto).

3 comentarios:

fiona dijo...

Yo me quedo con la segunda.

Para empezar una guerra queda cutre hacerlo con un francotirador desde una ventana, eso es lo mismo que matar a Kennedy.

Y lo de los cables...era mucho riesgo para ser la primera acometida. Hay que ser tonto para conseguir el objetivo y que el tren llegue tarde.

1besico!

charlie furilo dijo...

jejejej, buena argumentación. Ya digo, Fi, que parece la más aceptada por los historiadores...

1besico!!!

Blogger dijo...

Get all your favorite alcoholic drinks on Duty Free Depot!

All the world famous brand name beverages for unbelievable discounted prices.