viernes, 23 de noviembre de 2012

Citas Literarias (6)

"Stalingrado vive y vivirá. Imposible quebrantar la voluntad del pueblo que quiere ser libre. Destacamentos de obreros limpian las calles, las chimeneas de las fábricas humean y el cielo está cubierto de las redondas nubecillas de las explosiones de los proyectiles antiaéreos. La gente se ha acostumbrado enseguida a la guerra. Sobre las barcazas que efectúan el transporte de tropas vuelan sin cesar los cazas y bombarderos enemigos. Tabletean las ametralladoras, el fuego de los antiaéreos es incesante, y los marineros, contemplando el cielo, comen jugosas tajadas de sandía. Los muchachos, con las piernas colgando de la borda de las barcazas, observan con mirada atenta los corchos de sus cañas de pescar; una mujer ya entrada en años hace calceta sentada en un banquillo. Cada día marchan al frente nuevos destacamentos de obreros. Stalingrado ha formado las filas de las fortalezas proletarias del país: Tula, Leningrado, Moscú. Estas fortalezas son inexpugnables. Entramos en una casa medio destruida. Sus habitantes están comiendo en mesas hechas de tablas y cajones, los niños soplan en los platos de sopa caliente. Uno de los camaradas militares levanta del suelo un libro medio quemado: "Humillados y ofendidos", lee en alta voz, mira a las mujeres sentadas sobre unos fardos a su alrededor y suspira. Una joven, comprendiendo el hilo de sus pensamientos, se le acerca y dice enfadada: "Eso no tiene nada que ver con nosotros. ¡Hemos sido ofendidos, pero no humillados! ¡Nosotros nunca seremos humillados!".

Vasili Grossman "Años de Guerra" (1942: "Stalingrado"), pág. 253

3 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Estupendísimo libro, como todo lo de Grossman.

charlie furilo dijo...

@MrLombreeze: Lo estoy leyendo casi a cuentagotas porque no tengo tiempo, pero es un lujazo...

Llorenç Carbonell dijo...

De entre los diferentes trabajos de Grossman, el que más me impresionó fueron sus notas recopiladas en “Un escritor en guerra”. Tal vez por ser lo primero que leí de él o la improvisación (y descarnada realidad) que contienen.
Por eso me gustaría presentaros mi blog (de reseñas literarias) Libros en guerra, cuya primera entrada es precisamente de ese libro.
http://librosenguerra.blogspot.com.es/
Espero que os guste.