lunes, 5 de septiembre de 2011

Noticias sobre la 2ª Guerra Mundial (10)

Retomamos esta sección, y como es habitual, aquí os dejo una nueva tanda de noticias sobre la Segunda Guerra Mundial:

-- Este pasado mes de agosto, se dio a conocer una noticia bastante impactante y algo polémica. La famosa diseñadora francesa Coco Chanel, todo un icono de la moda y un sinónimo de transgesión, modernidad y elegancia, tenía un oscuro secreto guardado en el armario: durante la Segunda Guerra Mundial trabajó activamente para el Abwehr, el servicio de inteligencia del aparato nazi.

Según el periodista Hal Vaughan, investigador norteamericano afincado en París, la agente Chanel tenía un código numérico que la identificaba (F-7124) y hasta un nombre en clave: Westminster (en referencia a uno de sus amantes ocasionales, el Duque de Westminster).

Durante la guerra la famosa diseñadora cerró todas sus tiendas parisinas y se alojó en el prestigioso Hotel Ritz, hogar temporal de decenas de oficiales alemanes de alto rango. Uno de sus principales productos, “Chanel nº5″, estaba en un 90% en manos de industriales judíos y Chanel intentó apropiarse de la totalidad de la firma basándose en las nuevas leyes antisemitas nazis. Sin embargo sus esfuerzos fueron en vano ya que los directores de “Parfums Chanel”, los hermanos Wertheimer, habían traspasado legalmente su negocio al empresario francés y cristiano Felix Amiot.

Chanel “coqueteaba” con conocidos nazis como Hans Günther von Dincklage o Walter Kutschmann, éste último sospechoso de la muerte de cientos de judíos polacos a principios de la guerra (además este último también era el enlace entre Chanel y las SS en París y juntos hicieron varios viajes a España).

La investigación de Vaughan, que forma parte del libro “Sleeping with the enemy: Coco Chanel´s secret war”, revela que también vino a España con el traidor francés y agente alemán Baron Louis de Vaufreland para “identificar hombres y mujeres que pudieran ser reclutados o coaccionados para espiar para la Alemania nazi.” Según el autor “Chanel, que conocía a Sir Samuel Hoare, el embajador británico en España via sus relaciones con el Duque de Westminster, Hugh Grosvenor, estaba allí para proporcionar una tapadera al trabajo de Vaufreland”.

El libro también cita un documento secreto del MI6 en el que el desertor alemán y ex-agente del Abwehr Joseph von Ledebur-Wicheln explica cómo Chanel y von Dincklage viajaron en 1943 a Berlín para ofrecer a Himmler los servicios de ésta última. Dincklage, el agente F-8680, es descrito como un peligroso “espía alemán” que dirigía “una red espía en el Mediterráneo y París y que informaba directamente al ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels, quien le honró durante la guerra.”

En 1943 Chanel contactó con su antigua musa y amiga Vera Bate Lombardi para reanudar una relación comercial interrumpida por la guerra. La propuesta de Chanel era en realidad parte de un plan nazi llamado “Operación Modelhut”, orquestado por Walter Schellenberg, y cuyo principal objetivo era tener acceso a uno de los familiares de Lombardi: Winston Churchill. Lombardi se negó en rotundo y la Gestapo la acusó de espionaje y la encarceló en una prisión de Roma antes de ser enviada a Austria.

Tras la guerra Chanel fue acusada de colaboracionista y arrestada por el ejército norteamericano, en parte gracias a los relatos de Lombardi, pero sus cargos fueron desestimados. El libro de Vaughan aporta fuentes que sugieren que fue el mismo Churchill quien promovió su puesta en libertad. Chanel marchó a Suiza y al regresar en 1954 contactó de nuevo con la familia Wertheimer para cederles su 10% de “Perfumes Chanel” a cambio de un “pequeño” estipendio mensual. Su reputación había renacido de nuevo y hoy en día su nombre aún es sinónimo de elegancia y buen gusto.

Tras hacerse públicas estas revelaciones de Hal Vaughan, la casa Chanel ha respondido que la diseñadora aprovechó su “relación de amistad” con Winston Churchill “para actuar como intermediaria entre los aliados y los alemanes con vistas a un acuerdo de paz”. La firma reconoce que existen muchas versiones en torno al papel de Chanel en la conocida como “Operación Modelhut” y, por eso, cree que “los hechos reales siempre serán un misterio”; no obstante, reconoce que aún no ha tenido oportunidad de leer el libro, y que por lo tanto responde a las “reseñas publicadas por algunos medios”.

Según el comunicado, el intento infructuoso de Coco Chanel de hacerse con los derechos de sus socios acogiéndose a una ley antisemita no enturbió sus relaciones con ellos y en los años 50 les cedió su firma de costura. Es más, estas relaciones profesionales con la familia propietaria y la presencia de personas de origen judío “en su círculo más íntimo” (como la familia Rothschild, el fotógrafo Irving Penn o el escritor Joseph Kessel) hacen “poco probable” ese “supuesto” antisemitismo, concluye el comunicado de la firma francesa.

--- Un total de siete personas resultaron muertas el pasado 1 de septiembre al oeste de Myanmar (antigua Birmania) a causa de la explosión de una bomba de la Segunda Guerra Mundial. Las víctimas - toda ellas hombres - intentaban retirar el artefacto de la orilla del mar donde se encontraba, cerca de la localidad de Sittwe, cuando este estalló repentinamente.

“Parecían no tener idea de lo que se trataba”, dijo un funcionario anónimo. “Creemos que es una bomba que quedó ahí desde la Segunda Guerra Mundial. No tengo ni idea de cuántas bombas de este tipo quedan activas en todo el país”, indicó otra fuente del Gobierno birmano.

Los accidentes en los que se ven envueltas bombas ocultas de la Segunda Guerra Mundial son bastante infrecuentes en Myanmar, región que sufrió intensos combates durante la guerra durante la ocupación japonesa. Tras la guerra fue devuelta a Gran Bretaña hasta que se declaró independiente en 1948.

--- Los retratos inéditos de algunos de los prisioneros judíos que se vieron obligados a falsificar libras esterlinas y dólares para el ejército nazi, cuya historia se contó en el galardonado filme del 2007 “Los Falsificadores”, han sido donados al Instituto Yad Vashem por la familia de uno de los prisioneros para su conservación y posterior exhibición.

La colección la conforman 43 dibujos realizados entre 1944 y 1945 por Felix Cytrin en lápiz, carboncillo y tiza y muestran los retratos de sus compañeros de presidio mientras formaban parte de la “Operación Bernhard”, el plan secreto nazi que pretendía falsificar millones de libras esterlinas para lanzarlas sobre Gran Bretaña y colapsar el sistema monetario aliado.

Durante la guerra 140 prisioneros escogidos por sus habilidades artísticas o técnicas fueron trasladados desde diversos campos de concentración al campo de Sachsenhausen, al norte de Berlin, para fabricar dinero falso como parte de la “Operación Bernhard”. Felix Cytrin era uno de ellos, según una lista recuperada en Austria tras el fin de la guerra. Artesano y grabador, fue “reclutado” y enviado al “Bloque 19″ de Sachsenhausen como jefe de la sección de grabadores. A comienzos de 1945 el “Bloque 19″ empezó a falsificar dólares pero el rápido avance del ejército soviético hizo que los nazis cancelaran la operación y enviaran a los prisioneros y toda la maquinaria primero a Mauthausen y luego a Redl-Zipf y Ebensee. Pero un día los guardias nazis desaparecieron y Cytrin y otros miembros de la “Operación Bernhard” fueron liberados en mayo de 1945.

5 comentarios:

So Young dijo...

Hola Furilo, no conocía la existencia de este otro blog tuyo. Soy un fan de este acontecimiento histórico y todo lo que le rodea, así que lo seguiré con atención

charlie furilo dijo...

Hola So Young, me alegra verte también por aquí. Desconocía también tu interés en la WW II, en cualquier caso, bienvenido y espero aportarte algo interesante, o al menos, entretenido. Saludos.

fiona dijo...

Joder con la Coco...esas cosas no las contaron en la película de su vida...

1besico!

charlie furilo dijo...

Otros personajes del mundo de la moda, como por ejemplo, Hugo Boss, también tienen un oscuro pasado. El Sr. Boss se forró haciendo uniformes para la Wehrmacht, las SS, el Partido Nazi y las Juventudes Hitlerianas, creando así el imperio que conocemos hoy en día... Pero eso ya lo contaré en otro momento.

fiona dijo...

Pues esas cosas me las tienes que contar porque vamos, no compro ropa de marca, pero aunque sea una mísera colonia...le hago el boicot! xD

1besico!