jueves, 9 de junio de 2011

Salvar al Soldado Niland

Supongo que todos Vds. habrán visto la película "Salvar al Soldado Ryan". Imagino que también sabrán que el film de Steven Spielberg está inspirado en hechos reales acaecidos durante la Segunda Guerra Mundial. En cualquier caso, y por si hay alguien que no conozca la historia, voy a contarla por aquí.

En la cinta, a la Compañía C del 2º Batallón de Rangers que manda el Capitán John H. Miller (Tom Hanks) se le ordena encontrar al soldado James Francis Ryan (Matt Damon), paracaidista de la 101ª División Aerotransportada, desaparecido en combate en algún lugar de Normandía, a fin de enviarlo de regreso a casa inmediatamente, ya que los 3 hermanos de Ryan han fallecido en combate con escasos día de diferencia y su madre recibirá los avisos de su fallecimiento en la misma fecha.

Pues bien, la historia se inspira en lo sucedido a los 4 hermanos Niland, originarios de Tonawanda, New York (y al menos parcialmente en otra trágica historia, la de los 5 hermanos Sullivan - a los que se cita expresamente en el film de Spielberg -, que también os contaré en esta entrada).

El Sargento Frederick Niland de la Compañía H, del 501º Regimiento de Infantería Paracaidista de la 101ª División Aerotransportada, fue lanzado en paracaídas el Día D - 6 de Junio de 1944 - en las inmediaciones de Carentan, luchando durante los primeros días de la Batalla de Normandía. "Fritz", como era llamado por sus compañeros, era amigo de Warren "Skip" Muck y Donald Malarkey, paracaidistas de la Compañía Easy, 506º Regimiento, de la misma división aerotransportada, soldados que aparecen en la serie de HBO, "Hermanos de Sangre" (que se basa en el libro de idéntico título escrito por Stephen Ambrosse, el cual por cierto, también recoge la historia del soldado Niland y sus hermanos, no así la serie).

"Fritz" tenía 3 hermanos, a saber:

Robert Niland, apodado "Bob the Beast", también Sargento, integraba la Compañía D del 505º Regimiento de Infantería Paracadista de la 82ª División Aerotransportada, y saltó en paracaídas cerca de St. Mere Eglise el día 6 de Junio de 1944, muriendo ese mismo día en los duros combates acaecidos en torno a Neuville au Plan. Junto con otros dos paracaidistas más, se ofreció voluntario para contener a los alemanes, mientras su compañía se retiraba de dicha localidad. Murió mientras manejaba su ametralladora, si bien, los otros dos hombres lograron salvarse.

Preston Niland, quien también luchó en el Desembarco de Normandía. Era Teniente de la 4ª División de Infantería (22º Regimiento), que desembarcó en la playa Utah. Murió en combate al día siguiente, el 7 de Junio de 1944, en la zona noroeste de dicha playa.

Por último, Edward Niland enrolado en el U.S. Army Air Forces, también con el grado de Sargento, en Mayo de 1944 desapareció en combate y fue dado por muerto al ser derribado su bombardero B-25 Mitchell en el Frente del Pacífico.

"Fritz" Niland, tras luchar con su regimiento durante los primeros días de la campaña de Normandía - siendo condecorado con una Estrella de Bronce, por destruir con granadas un nido de ametralladoras el 12 de Junio -, se acercó al cuartel general de la 82ª División Aerotransportada para ver a su hermano paracaidista Robert, se enteró no sólo de la muerte de Bob sino también de la fatal suerte de sus otros dos hermanos (el telegrama comunicando el presumible fallecimiento de Edward (el aviador) llegó al domicilio de su madre el 8 de Junio de 1944).

El capellán del 501º Regimiento de Infantería Paracaidista, Francis Sampson, tuvo conocimiento de que "Fritz" era el único superviviente de los cuatros hermanos Niland y decidió escribir una carta al alto mando para que lo enviaran de vuelta a casa. Sin embargo, "Fritz" permaneció con su regimiento en Normandía hasta que a finales del mes de Julio de 1944 fue embarcado hacia Inglaterra. Allí estuvo en la base de la división en Lamborne - llegando incluso a prepararse para dos misiones más que finalmente fueron canceladas - hasta que al final del verano de 1944 llegó la orden de enviarlo de vuelta a los EEUU. Aunque protestó contra dicho mandato - quería volver al frente y vengar la muerte de sus hermanos - finalmente fue enviado a casa donde ingresó en la Policía Militar del estado de New York, en la que prestó sus servicios hasta el final de la guerra.

Posteriormente se supo que Edward Niland estaba vivo. Había podido saltar en paracaídas sobre las junglas de Birmania, siendo capturado por los japoneses el 16 de Mayo de 1944, permaneciendo en un campo de prisioneros hasta su liberación el 4 de Mayo de 1945. Preston y Robert Niland están enterrados, uno al lado del otro, en el cementerio estadounidense de Colleville-sur-Mer, Normandía.


La historia de los 5 hermanos Sullivan es más trágica si cabe, pues ambos murieron en combate al ser hundido por un torpedo japonés el crucero ligero USS Juneau, en el que todos ellos servían. Los hermanos, originarios de Waterloo, Iowa, eran George Thomas Sullivan (27), Francis "Frank" Henry Sullivan (25), Joseph "Joe" Eugene Sullivan (23), Madison "Matt" Abel Sullivan (22) y Albert "Al" Leo Sullivan (19). Se alistaron el 3 de Enero de 1942, solicitando servir juntos. La Marina estadounidense tenía la norma de separar a los hermanos para evitar que muriesen todos en un mismo ataque, pero no era siempre cumplida.

El 13 de noviembre de 1942, durante la Batalla naval de Guadalcanal, el USS Juneau fue alcanzado por un torpedo y tuvo que retirarse de la zona. Sin embargo, fue nuevamente alcanzado, esta vez por un torpedo del submarino japonés I-26, cuando dejaba la zona de las Islas Salomón tratando de alcanzar la base de Espiritu Santo, junto con otros buques supervivientes de la batalla. El torpedo hizo impacto cerca de la santabárbara (depósito de municiones y explosivos) y el buque explotó, hundiéndose rápidamente. Aunque hubo aproximadamente 100 supervivientes del hundimiento del navío, debido al dominio japonés sobre la zona, no se les pudo rescatar hasta 8 días después por un hidroavión PBY Catalina. Sólo quedaban 10 supervivientes que contaron como Frank, Joe y Matt murieron instantáneamente en el ataque, Al se ahogó al día siguiente, y George murió a consecuencia de las privaciones (hambre, sed, cansancio...) 4 días más tarde.
Por seguridad, a fin de no revelar datos al enemigo, la Marina ocultó el hundimiento del USS Juneau (en la foto de aquí abajo) y de otros buques perdidos en la batalla. Las cartas dejaron de llegar al hogar de los hermanos y sus padres comenzaron a preocuparse. No fue hasta el 12 de Enero de 1943, cuando 3 hombres de uniforme se presentaron en casa de los Sullivan y le dijeron a su padre que tenían malas noticias sobre sus hijos. El progenitor preguntó sobre cual de ellos, y el oficial naval contestó "Lo siento. De todos ellos".

Esta historia, como decía antes, también inspira en parte el film "Salvar al Soldado Ryan". En la película, cuando al General Marshall se le cuenta lo sucedido a los hermanos Ryan, se menciona también a lo ocurrido a los 5 hermanos Sullivan, tras lo cual, el general ordena que encuentren al soldado James Ryan. Además, como ocurrió con los Sullivan, en el film la muerte de los 3 hermanos Ryan se comunica al mismo tiempo a su madre.

5 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Buenísimo post

charlie furilo dijo...

Gracias, paisano. Viniendo de ti, es todo un halago.

Saludos!!

Nonsei dijo...

Tengo que confesar que no había leído tu entrada hasta ahora. Y tampoco me había hecho seguidor de tu blog. Un error imperdonable que ahora mismo corrijo. Un saludo.

charlie furilo dijo...

NONSEI: no pasa nada, más vale tarde que nunca, jejeje. Como diría nuestro monarca, me llena de orgullo y satisfacción que te conviertas en seguidor de este humilde blog. Y no, no hemos sido muy originales, pero es que la peli de Spielberg nos puso "a huevo" el título del post ¿no?

Saludos!!!

Miguel Ángel Pacios Ramos dijo...

Muy bueno, de verdad..
Gracias..