miércoles, 10 de octubre de 2012

Citas Literarias (4)

"Nos sentíamos tan solos, tan abandonados y entregados implacablemente a aquel infierno... El tanque de 72 toneladas fue levantado de tierra varias veces y cayó pesadamente con un crujido de todo su armazón. ¿Cuanto duraría esto, antes de que muriéramos? Un tiro en el blanco y 1.500 litros de gasolina iban a estallar; lo sabíamos, lo habíamos visto a menudo. No nos hacíamos ilusiones. Morir achicharrado es lo más normal para el soldado tanquista. De todas las armas, la nuestra es la que tiene mayor porcentaje de bajas; ello contribuye a embrutecernos. ¿Nuestras cruces? La del diablo, una de madera. De las dotaciones de tanques, sólo 1% ha sobrevivido a la guerra.

A nuestro alrededor surtidores de tierra se elevaban hacia el cielo; esta vez casi enloquecimos de terror. La muerte clavó su garra en nuestras nucas y el miedo nos doblegó. Podríamos haber hecho marcha atrás, huir, pero una disciplina férrea nos retenía. No luchábamos por Hitler ni por la patria, sino para salvar la piel, porque el temor al pelotón de ejecución es más grande que el que sentíamos por las granadas rusas. En alguna ocasión, los tripulantes de un tanque han abandonado su vehículo y han huído, pero sólo para ser conducidos al amanecer ante el piquete de ejecución. 'Cobardía ante el enemigo'. Estas historias son comunicadas a las secciones del frente para dar ejemplo."

Sven Hassel - "Batallón de Castigo" (pág. 109)